Qué es un seguro internacional de salud y por qué es importante

No hay duda de que has oído hablar de los seguros internacionales de salud, y tal vez hayas pensado ya en contratar uno si vives en un país distinto al tuyo o pasas largas temporadas en el extranjero. Pero, ¿sabes exactamente qué es un seguro internacional de salud, qué ventajas tiene y en qué se diferencia de un seguro de viaje? 

Tener garantizada la asistencia sanitaria en cualquier país del mundo- incluido tu propio país- es la razón de ser de un seguro internacional de salud. Pero no se trata solo de recibir asistencia puntual en caso de sufrir un accidente o estar aquejado de una enfermedad repentina, sino de contar también con los cuidados sanitarios necesarios en tu vida cotidiana: desde recibir tratamiento para una enfermedad crónica hasta ir al dentista o pedir una segunda opinión médica antes de pasar por un quirófano.

Vamos a analizar en detalle las características del seguro internacional de salud.

¿Qué es? Es un seguro con cobertura internacional que permite garantizar la asistencia sanitaria, tanto en las visitas cotidianas al médico o al dentista como en situaciones de emergencia -en tu país y en cualquier lugar del mundo-, como si fuera tu seguro local y con libertad para escoger entre los mejores profesionales de la salud. Cubre los gastos de cirugía y hospitalización, y es un seguro que se paga en dólares y cotiza en dólares, lo que ofrece total tranquilidad frente a posibles devaluaciones de la moneda local.
¿Por qué es importante para ti? Con esta póliza podrás estar absolutamente tranquilo porque ofrecen amplias coberturas. ¡Tu salud es lo más importante! y tendrás la seguridad de estar en buenas manos sin tener que preocuparte por nada, por lo que puede convertirse en el seguro de cabecera, estés donde estés. Podrás recibir tratamiento para una enfermedad crónica o congénita, tener los cuidados que necesites durante el proceso de maternidad, o someterte a pruebas diagnósticas o una cirugía. Podrás visitar a un médico de atención primaria, un cirujano, un ginecólogo, un cardiólogo o un dentista, entre decenas de profesionales sanitarios, de acuerdo con las condiciones de tu póliza. Siempre tendrás disponible al especialista más adecuado para recomendarte el mejor tratamiento o pedir una segunda opinión en cualquier lugar del mundo que elijas.


¿En qué se diferencia de un seguro de viajes? Aunque a veces se confundan, estos dos tipos de seguro son muy diferentes entre sí. Un seguro de viaje está pensado para brindar soporte ante un imprevisto que pueda ocurrir durante un viaje al extranjero, ya sea de trabajo, vacaciones o estudios -lo habitual es que este tipo de seguros no superen los 90 días, aunque también los hay para estancias de un año o más y pueden renovarse por un nuevo periodo-. El viajero queda asegurado frente a la posible cancelación de su vuelo, una posible incidencia relacionada con su equipaje, o de salud -un accidente o enfermedad repentina durante el viaje, pero no ante un tratamiento dental ni una operación quirúrgica planificada previamente-. También tendría cobertura en caso de requerir traslado a casa por temas de salud. El viajero tiene cubiertas las incidencias derivadas del viaje, mientras que un seguro internacional de salud complementa al anterior y asegura al titular de forma global ante cualquier necesidad relacionada con su salud y bienestar cotidianos. 


En resumen, el seguro internacional de salud brinda cobertura médica en todo el mundo ante cualquier necesidad relacionada con la salud y el bienestar cotidianos; mientras que el seguro de viajes ofrece cobertura ante una variedad de incidencias repentinas durante el desplazamiento (atención médica o relacionadas con su equipaje, cancelación de vuelos, traslados y repatriaciones) por lo que complementa de manera perfecta una póliza de salud internacional cuando debas realizar algún viaje al extranjero.


¿Cómo saber si eliges el seguro más adecuado para ti? Hay dos cosas importantes a tener en cuenta antes de elegirlo: que sea de una compañía reconocida y que se adapte a tus condiciones de salud. Por eso, es vital que tu consultor de seguros te brinde varias opciones para que puedas comparar, y te asesore sobre la letra pequeña de cada póliza para que puedas estar convencido de que tienes en tus manos la mejor opción. 

Ahora que hemos aclarado los conceptos básicos, tal vez sea el momento de empezar a pensar en tu propio seguro internacional de salud. ¿A qué esperas para poner tu salud en las mejores manos estés donde estés? Sabes que en Smart & Smart somos especialistas en ofrecerte la opción más adecuada de forma transparente, garantizando que el seguro que eliges es el que verdaderamente se adapta a ti.

La venta digital, un nuevo modelo a golpe de clic